lista de proyectos

Inicio Arquitectura

Reciclar la periferia turística

Reciclar la periferia turística

20 viviendas y locales. Premio Málaga 2009 de vivienda plurifamiliar libre

ubicación:

Calle Lazaga, 9, Estepona

Promotor:

Viña Méndez, S.L.

Fecha:

Mayo 2005 – Enero 2008

Superficie:

  • Locales: 293 m2
  • Viviendas: 1673 m2

Tipología:

Residencial en manzana cerrada

Reciclar la periferia turística. Repensar el litoral

Este proyecto de 20 viviendas, locales y aparcamientos se localiza en Estepona, en su zona de crecimiento oeste, consolidado durante los años noventa y reflejo nítido de las aspiraciones especulativas de esta arquitectura costera, a caballo entre la banalidad turística y la desidia de las construcciones de periferia.

La trascendencia de este proyecto es inseparable por tanto de su contexto, no sólo más próximo, sino extendido a todo el territorio de la Costa del Sol. La producción arquitectónica de este tramo litoral ha estado dominada desde la crisis de los setenta por la potente inercia especulativa así como por la ausencia de cualquier compromiso que trascienda el mero acto de transacción de un contenedor habitable.

El parcelario y el tipo

Cuestionando la tipología de bloque en H, implantada en la manzana treinta años antes y para cuyo esquema parece dimensionada la parcela, estas viviendas recogen la condición mediterránea del lugar, rechazando los formalismos típicos que han inundado de objetos contrarios a cualquier lógica vernacular.

Los dos fragmentos de patio que define tradicionalmente esta tipología, quedan aquí como un único espacio, permaneciendo únicamente las circulaciones verticales en su interior y proyectando el acceso a las viviendas a través de pasarelas.

La presencia urbana. La piel

Esas diferencias se formalizan en la fachada; tanto la diversidad tipológica como los espacios aterrazados colectivos proponen una piel cambiante. En contraste con el concepto de planta y vivienda como unidad rígida, el proyecto trata las estancias como la unidad menor de diseño, matizándolas para cada caso con sus dimensiones y materiales. Su estudio pormenorizado se recoge en la secuencia de detalles constructivos de fachada ventilada, que hacen explícito la voluntad de generar una única imagen a partir de una relación singularizada con el exterior.

Junto con su condición mediterránea, la fachada recoge la reflexión en torno al proceso incontrolado incorporación de las terrazas a la superficie útil de la vivienda. Este acto de apropiación genera una imagen poco afortunada en nuestros paisajes urbanos pero pone sobre la mesa la tendencia de privatización de nuestra sociedad. Las piezas de estar se piensan en este proyecto como terrazas que ya han sido cerradas, una reinterpretación contemporánea del cierro, piezas que escapan a la alineación de la fachada para captar luz y vistas pero que quedan identificadas con el mundo interior de la vivienda.

La incorporación por vez primera a esta periferia costera de materiales tan asumidos en otras latitudes como la fachada ventilada realizada en este caso con material cerámico Saloni o las mismas mallorquinas metálicas, sugieren aquí una nueva tectónica alternativa en este desolado y reiterado universo periférico.

Este proyecto ha sido galardonado con el Premio Málaga 2009 en la modalidad de Vivienda plurifamiliar libre en el ámbito privado.

Equipo

María del Mar Loren Méndez con la colaboración de Maribel Mérida Imberlón, María Dolores Martínez López, Ana María Rodríguez Rico, Pablo López Santana y Jesús Villalta Alfonsín.